La rentabilidad de mediano plazo se logra en la medida que la empresa incorpora capital estructurado a su negocio, es decir, la rapidez con la que implemente las mejoras realizadas a la actividad, inyectando tecnología o conocimiento a los procesos.

Mejora continua
Desarrollo de tecnología de procesos

Aplicación

La competitividad se logra en la medida que le inyectes tecnología y conocimiento a tus procesos; El cliente cambia tus procesos deben cambiar.