Luis Castro No hay comentarios
Celdas Solares

Futuro de la energía eléctrica en México

La energía eléctrica es un insumo básico para la operación diaria de la sociedad, desde encender un foco hasta mover grandes motores para producir un sin fin de artículos, así como los servicios que dependen de esté para satisfacer una necesidad.

Desde hace algunos años en México la industria eléctrica es motivo de orgullo nacional, desde su nacionalización en el año de 1960, hasta lograr el control al cien por ciento en el año 2009, con el decreto de extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Uno de los grandes retos que enfrenta la industria eléctrica en el futuro de energía en nuestro país es su baja competitividad por las grandes volúmenes de perdidas técnicas y no técnicas que la colocan muy por debajo de los países miembros de la OCDE.

Otro motivo de su baja competitividad tiene que ver con los costos de producción que hacen que el precio de las diferentes tarifas no sean competitivos, así como, el exceso de subsidio en algunas tarifas residenciales y de consumo agrícola.

Por este motivo la reforma energética vino a darle certidumbre legal a la operación de la CFE como una empresa productiva del estado, es decir, desde hace algunos años se venía operando con esquemas de inversión compartida, trabajos de construcción y mantenimiento por terceros, con el riesgo de caer en la ilegalidad al no tener el respaldo del gobierno federal en estos menesteres.

También trajo consigo la esperanza de reducir los costos de operación al utilizar gas natural para la generación de energía eléctrica y en consecuencia la disminución del precio en las diferentes tarifas, sin duda, un panorama halagador para el sector eléctrico y sus consumidores.

Son pasos firmes hacia la competitividad sostenible que verán reflejados sus efectos en el mediano plazo, las acciones de apertura al mercado eléctrico y subastas de bloques energéticos se han cumplido en tiempo y forma, así como, la creación de los esquemas de operación del sector eléctrico y su comisión reguladora, la operación de CFE y sus subsidiarias.

Hasta aquí no podemos negar que se lleva una plan de negocios perfectamente claro y con metas perfectamente trazadas.

Sin embargo, en el mercado energético mundial las cosas son muy diferentes, las presiones de los países productores de petróleo y los grandes consumidores de energía eléctrica provocan picos altos de demanda que impactan a los costos de producción, debido a que se tiene que generar más energía eléctrica por períodos muy cortos utilizando combustibles mas caros.

Es decir, para lograr un futuro de la energía dentro de los estándares esperados, tendremos que esperar a que los esquemas de producción terminen de modificarse y emigren a la generación de energía eléctrica con combustibles mas económicos y que no impactan al medio ambiente, es muy poco lo que se puede hacer en materia de eficiencia energética con la generación actual, es una variable que depende en gran medida de los costos de los energéticos que mueven las turbinas generadoras, por este motivo la balanza se inclina entonces al consumo.

Consumos de energía en los sectores residencial, comercial y publico

Consumos energéticos

Hacia el futuro de la energía eléctrica

El consumo de energía eléctrica en nuestro país es muy variado y no se concentra en un solo lugar, si bien es cierto existen algunos nodos significativos al norte, en el centro y poniente del país, también es cierto que tenemos nodos poco significativos que dificultan la transmisión eficiente de la energía al tener que construir lineas muy largas para el transporte de la electricidad.

Se tienen esfuerzos muy importantes con políticas publicas para reducir los consumos, como el reemplazo de focos convencionales por ahorradores sin costo para la población mas vulnerable, la modificación de usos horarios para aprovechar la luz del sol, tarifas horarias que incentivan la modificación de turnos laborales en la industria y otras acciones que sin duda han logrado mitigar la demanda de energía eléctrica en los periodos punta o de mayor consumo, dando como resultado un mejor aprovechamiento de la energía eléctrica.

Con la apertura de los mercados y la libre competencia a través de la oferta y la demanda, los mexicanos tendremos que adecuarnos a la nueva realidad del mercado, utilizando equipos mas eficientes, y modificando algunos hábitos de consumo de esté energético hasta lograr un equilibrio donde todos tengamos acceso a las energías modernas y al alcance de nuestro bolsillo.

 

Ing Luis H Castro

Director CSI Servicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *